ILUSTRACIONES DE AMAYA DE LA HOZ

11 feb. 2014

La hidromante

"El murmullo que provocan las hojas al ser agitadas por la brisa es el único sonido que altera el profundo y reverente silencio de la noche.  La luna llena ilumina las suaves colinas y hace emerger la imponente imagen del megalito dedicado a Ella. Es el momento esperado por la hidromante.
Sin prisa, sumida en la más profunda concentración, contempla el reflejo que el astro femenino proyecta sobre el agua y, rasgando la imagen con sus dedos, se dispone a descifrar las nuevas formas creadas sobre la ondulante superficie. No tiene prisa, sabe que pronto tendrá respuesta a sus preguntas. Es algo que han venido haciendo todas sus antepasadas a lo largo de siglos, algo tan natural para ella como su propia respiración..."
 Óleo sobre madera de morera
© Amaya de la Hoz.
A veces, pintando, una se siente como Penélope con su telar, haciendo y deshaciendo constantemente lo que ya se ha hecho, aunque sin la excusa de esperar a Ulises, claro está. Ésta ha sido una de esas ocasiones en que los primeros resultados no acababan de transmitir esa atmósfera especial que yo pretendía crear. Me ha costado pero, ahora sí, está terminada y podéis encontrarla en mi tienda, SecretaShop. ;)

Los ritos adivinatorios son algo por lo que me siento muy atraída desde siempre, ese misterio que envuelve al momento en que una persona está "conectada" con el Universo, siéndole mostrado entonces aquello que está oculto para la mayoría de los mortales. Es un tema que da mucho juego a la hora de encontrar inspiración, y esta vez me ha servido para crear esta pintura tan ligada a lo femenino: el agua, la luna, la naturaleza, el misticismo... El simbolismo se repite, además, en el megalito del fondo, adornado con la espiral, antiquísimo símbolo de nacimiento-muerte-renacimiento, y coronado pòr la media luna símbolo de la diosa lunar y hechicera Hécate.

Medallón de la Diosa lunar Hécate (izq.)
Las Nornas de la mitología nórdica (dcha.),
hidromantes vistas por Amalia Schoppe (1832) 
Desconozco si Hécate practicaba la hidromancia, pero no me extrañaría nada dada la íntima relación entre el elemento agua y la Luna. Investigando un poco, encontré esta referencia al historiador griego Pausanias, que ya en el siglo II hablaba de la técnica de adivinación por medio del agua. Con ella termino:
Delante del santuario de Deméter hay una fuente, entre la cual y el templo se alza una tapia y hasta la que lleva un camino desde el exterior. Allí hay un oráculo muy seguro, no sólo para las consultas, sino para la curación de las enfermedades: atan un espejo con una cuerda fina y la dejan caer sobre la fuente de forma que no se hunda en ella más que para que el agua toque su círculo. Entonces ruegan a la diosa y queman perfumes, después de lo cual miran el espejo, el cual indica si el enfermo vivirá o morirá. Tan verdadera es esta agua. En Cianeas, junto a Licia, hay un oráculo de Apolo Tirxeo que es también una fuente en la que mira el que quiere saber algo.

2 comentarios: