ILUSTRACIONES DE AMAYA DE LA HOZ

19 ene. 2018

La llamada de la Diosa del Invierno.

La nívea capa de la Diosa Anciana llena de magia y belleza los días sombríos, y nos empuja a adentrarnos en nuestra propia oscuridad para encontrar en ellas las semillas de sabiduría que germinarán con la llegada de la Primavera. Es el fin de un ciclo, la muerte antes de un nuevo renacer.


"Diosa del Invierno", óleo sobre madera. 
© Amaya de la Hoz



Yo también, como el resto de la naturaleza, sentí la llamada de la Diosa y entré en un período de letargo, hibernando cual osa en su cueva. En estas semanas he tratado de descansar, recuperar fuerzas, reconocer sentimientos, lamer heridas. Pero es tiempo de desperezarse y salir a la luz, volver a la vida aunque con ello me adelante un poco a la primavera.

No sé si ha sido casualidad,  o una de esas maravillosas sincronías con las que nos sorprende la vida día tras día (siempre y cuando estemos atentos a ellas), pero las grandes nevadas llegaron mientras estaba pintando estas dos piezas con la nieve como protagonista. 


"Lechuza de invierno"
Óleo sobre madera.




    

No hay comentarios:

Publicar un comentario